¿Qué son las recomendaciones de buena práctica?

Este Banco de Recomendaciones de Buena Práctica permite acceder, en relación con cada uno de los principales ámbitos de actuación de los servicios sociales, a un conjunto de recomendaciones referidas a aspectos básicos de la atención y formuladas con la doble finalidad de garantizar una atención de calidad en los servicios sociales y de servir de referencia y de ayuda a las y los profesionales en la prestación de los apoyos en el marco de los servicios de atención.

Estas recomendaciones tratan de orientar hacia pautas adecuadas de atención y, en consecuencia, siempre que se respeten sus principios básicos, son susceptibles de interpretarse y de adaptarse a las particularidades de un servicio o de una situación; en ningún caso pretenden ni pueden sustituir al criterio profesional en la atención del caso individual, ni aplicarse de forma indiscriminada.

Se han seguido dos metodologías diferentes para su elaboración:

  • Las recomendaciones aplicables al ámbito de la atención a las personas con discapacidad  son el resultado de diversos procesos de formación participativa -desarrollados en el marco del proyecto “Vivir Mejor”, orientado a la mejora de la calidad de la atención- en los que han colaborado activamente profesionales de la atención, familiares, personas usuarias, técnicas y técnicos especializados en la organización de servicios y teóricos/as especializados en la calidad de la atención.

 

  • Las recomendaciones aplicables a los demás ámbitos – Mayores, Enfermedad Mental, Infancia y Familia, Exclusión Social y Acción Comunitaria- parten de una selección de temas relevantes, realizada por el SIIS Centro de Documentación y Estudios. Para elaborarlas, se ha estudiado cada uno de los temas, se ha articulado un índice para su descripción y se han seleccionado los documentos de la literatura especializada que, en alguna de sus partes, mejor permitían responder a cada uno de los apartados contemplados en el índice. Cada uno de dichos apartados reproduce literalmente  la parte correspondiente del documento que sirve de fuente, indicándose, en su caso, con (…) si se omite algún fragmento del contenido original. En cada apartado se identifica el documento fuente y su autoría y se facilita el acceso directo al mismo. Para esta reproducción de los textos, el SIIS cuenta con las autorizaciones necesarias.